MIT revela estudio sobre el proceso para revertir la pérdida muscular causa por la edad

0 3

Un estudio del Massachussets Institute of Technology (MIT) acaba de revelar algo que se creía impensable.

Al parecer, habrían descubierto la forma para revertir la pérdida de resistencia que sufren los músculos por el paso de la edad. En otras palabras, de ser exitosa esta técnica, podrían mejorar la capacidad física de una persona entrada en años.

El estudio habla sobre un compuesto que reactiva una proteína relacionada con la longevidad. Esta promovería el crecimiento tanto de vasos sanguíneos como músculos. Además, evita afecciones relacionadas con la fragilidad causada por la edad como la osteoporosis.

Haber aumentado la presencia de esta proteína en ratones ancianos les habría mejorado su capacidad física hasta en un 80%.

¿En qué consiste?

El profesor de biología del MIT e investigador del estudio, Leonard Guarente, comenzó con sus descubrimientos en 1990.

Probó que la proteína sirtuina, que se encuentra en la mayoría de animales, servía para prevenir los estragos de la edad.

En este estudio su equipo decidió probar la labor de la sirtuina en las células que recubren los vasos sanguíneos. Para hacer esto, eliminaron de varios ratones el gen SIRT1, que codifica la existencia de sirtuina en los mamíferos.

Encontraron que los individuos que fueron alterados podían correr solo la mitad que otros de su misma raza y edad que no fueron sometidos al procedimiento. Además, sufrieron pérdida de densidad capilar.

Posteriormente, trataron de probar qué sucedería si provocaran más niveles de sirtuina. Para esto, trataron a los ratones con un compuesto llamado NMN, necesario para la creación de NAD.

Esta es una coenzima que permite la activación del gen SIRT1. Normalmente los niveles de NAD bajan mucho a medida que se ganan años.

Un tratamiento de NMN en un ratón de 18 meses reportó mejoras en la densidad capilar y un aumento en la resistencia muscular de entre 56 y 80%. Efectos beneficios también fueron reportados en un ratón de 32 meses (equivalente a un humano de 80 años).

En el envejecimiento normal, el número de vasos sanguíneos baja. De esta forma pierdes la capacidad para enviar de enviar nutrientes y oxígeno a tejidos como el muscular (…) el efecto de aumentar el NAD es para contrarrestar los efectos que ocurren con el envejecimiento, reactivar SIRT1 y restaurar la función de los vasos sanguíneos.

Su utilidad en los seres humanos

El estudio en los ratones a los que eliminaron el gen SIRT1 también reveló la poca masa muscular que ganan con el ejercicio. En una prueba de ejercicios de 4 semanas, se vio que los ratones sin el gen tuvieron muy poca ganancia a diferencia de sus compañeros normales.

Esto ocurriría igual con la gente de la tercera edad. Según Guarente, “de ser validado en humanos, los hallazgos sugerirían que promover los niveles de sirtuina mejoraría su capacidad para retener la masa muscular ganada con el ejercicio”.

Comments
Loading...