5G y la salud: una tecnología de comunicación con gran potencial de beneficios

0 21

En los próximos años será algo cotidiano el encontrar hospitales inteligentes, dispositivos de salud interconectados e incluso saber de cirugías realizadas de manera remota todos los días. Además de lo anterior, esta tecnología aún tiene mucho más que ofrecer en el futuro próximo.

¿Qué es y para qué se utiliza el 5G?

El término 5G se refiere a la quinta generación de redes móviles y transmisión de datos de manera inalámbrica, siendo los teléfonos móviles el principal recurso donde es posible encontrar la tecnología 5G. El salto a una nueva red implica una mejora considerable en la velocidad de transmisión de datos, tiempo de respuesta y, sobre todo, a la seguridad de las aplicaciones y dispositivos que la usen.

Cambios positivos a partir de su uso serán fácilmente vistos en aplicaciones de la vida cotidiana, como un incremento en la seguridad y rapidez en el momento de realizar transacciones bancarias y compras online, además de ser pieza fundamental en la protección de los datos personales. Otro ejemplo del día a día aparece en las retransmisiones de fútbol en directo que vemos en nuestros smartphones, las cuales tendrán una mejora notable en la imagen y el sonido, permitiéndole a sus usuarios tener una experiencia tan inmersiva como si estuvieran en los estadios presenciando duelos tan emocionantes como un Bélgica – Inglaterra.

Para tener una idea de la gran ventaja que implica el 5G frente a la actual red 4G, la nueva generación de comunicación será capaz de transmitir hasta 10 GB de información por segundo, convirtiendo tareas que hoy en día consumen una alta demanda de tiempo, como bajar y compartir archivos muy pesados, a tareas que se realizan en cuestión de segundos.

¿De qué sirve el 5G en el área de la salud?

Tareas tan delicadas como la conducción autónoma de vehículos ya son una realidad a partir de las actuales redes inalámbricas de comunicación, y al mejorar la velocidad, estabilidad y seguridad con la tecnología 5G, la telemedicina encuentra un punto de referencia completamente positivo.

La constante monitorización de los pacientes es una labor bastante demandante para los trabajadores del sector salud, ya que se pueden presentar cambios en los signos vitales que requieren acciones inmediatas en cualquier momento. Al tener equipos que ofrezcan información y soluciones de manera inmediata, es posible cambiar por completo la experiencia de los pacientes, médicos, enfermeras y equipos de respuesta inmediata.

Cabe destacar que incluso dentro de los quirófanos ya se han visto aplicaciones prácticas del 5G, ya que desde el año pasado un grupo de médicos en China consiguieron realizar una implantación cerebral profunda a tres mil kilómetros de distancia a un paciente con Parkinson, apoyándose de robots controlados en tiempo real a través de esta red.

Factores como la posibilidad de realizar consultas y diagnósticos certeros a distancia, que permitan dejar de lado las barreras de distancias o riesgos infecciosos, son un punto extra a favor del uso del 5G en la medicina. Además de lo anterior, equipos de medición portátiles como las nuevas generaciones de smartwatches serán un aliado aún más valioso en la prevención de enfermedades y la respuesta inmediata ante la necesidad repentina de algún servicio de emergencia.

Comments
Loading...