0
Posted 24 agosto, 2017 by Vincent Quezada in Comunicados de Prensa
 
 

La transformación digital en el sector salud para una atención más integral e interconectada

 

  • Las nuevas aplicaciones deben proporcionar acceso a una gran cantidad de datos, que incluyen desde las direcciones de los hospitales hasta información sobre los servicios que ofrecen, incluidos los costos y las condiciones


Ciudad de México a 24 de agosto de 2017 — De acuerdo con la visión de BMC, líder global en soluciones de TI para empresas digitales, la transformación digital se ha convertido en una realidad que las empresas de todos los sectores económicos deben contemplar y el sector salud no está exento, ya que para ofrecer mejoras continuas este sector debe evolucionar y acelerar su modernización a través de la transformación digital que debe ser considerada como base para la introducción de nuevos servicios que contribuyan a una mejor atención médica.

La Organización Mundial de la Salud estima que hay una escasez mundial de alrededor de 4,3 millones de médicos, enfermeras y trabajadores de la salud, además de que la atención a menudo no está disponible en donde más se necesita. Con el incremento de las enfermedades características de la civilización actual, tales como la diabetes y la obesidad, se espera que los costos de atención a la salud crezcan aún más rápido. Se calcula que el gasto en salud en los Estados Unidos alcanzará casi cinco billones de dólares, o veinte por ciento del producto interno bruto en 2021. En ese entorno, la práctica actual de la medicina es simplemente insostenible[1].

“Sabemos que en este nuevo entorno, los pacientes ya están en condiciones de solicitar un mejor acceso a la información de su propia salud, por lo que los proveedores deben prestarles servicios a través de portales en línea que permiten la solicitud y gestión de citas, acceso seguro a los registros médicos y la interacción con los médicos. Además, las aplicaciones deben proporcionar acceso a una gran cantidad de datos, que incluyen desde las direcciones de los hospitales hasta información sobre los servicios que ofrecen, incluidos los costos y las condiciones”, indicó Ricardo Wolff, director general de BMC México.

Además del escenario comentado, una clínica general o una especializada no pueden atender muchas enfermedades complejas o extrañas que requieren conocimientos sólo disponibles a cientos de kilómetros de distancia. “Sin embargo, la combinación de los servicios de telemedicina y los datos de los impulsores de la salud hará que esto sea una posibilidad en los próximos años, aunque el surgimiento del diagnóstico remoto en la medicina no significaría el fin del “toque humano” en esta disciplina, como muchos temen. De hecho, es lo contrario porque con los datos digitales es más fácil compartir, consultar y colaborar, abriendo el camino para una atención verdaderamente personalizada en donde más se necesita”, agregó el máximo directivo de BMC en México.

Retos en TI y selección de tecnología

En este sentido, para BMC hay varios desafíos que los gerentes de TI de las organizaciones del sector salud deben afrontar, sobre todo porque la medicina moderna ha tenido un notable éxito en la atención de la salud y calidad de vida en el mundo. Prueba de ello es que desde el siglo pasado se han logrado mejoras dramáticas en la salud de las personas de todo el mundo, ya que en menos de 25 años la esperanza de vida global ha aumentado de 64 años en 1990, a 71 años en 2013[2].

El entorno actual presenta desafíos para los tomadores de decisiones en las áreas de TI de los hospitales y centros de salud, siendo los principales:

– Configuración de entornos más rápidos de desarrollo y producción.

– Implementación de servicios y aplicaciones digitales requeridos por los pacientes.

– Gestión eficaz de grandes cantidades de información y de datos (Haddop).

– Optimización de recursos tecnológicos sin afectar la atención al paciente.

También, los centros hospitalarios deben buscar proveedores de TI que ofrezcan soluciones que permitan:

– Administrar datos para lograr “cero interrupciones”

– Admitir nuevos datos no estructurados y reducir los costos operativos de DB2 redefiniendo la administración de las bases de datos.

– Optimizar la capacidad de alinear los recursos de TI con la demanda empresarial.

El sector de la salud necesita entender que la adopción de soluciones digitales es vital para su supervivencia. Gran parte de la mejora en la salud de la población mundial se ha logrado mediante el aumento de los gastos de los gobiernos, las organizaciones de salud y los ciudadanos. De hecho, el gasto mundial en salud ascendió a US $ 7,5 billones en 2013 y ha crecido un promedio de 6% cada año desde 1995[3].

“Por lo tanto, aunque la implementación de nuevas tecnologías en este sector ha ido en aumento, la transformación digital tendrá un papel central en este sector en los próximos años. No podemos ignorar las tendencias demográficas, industriales y tecnológicas que resultan en la búsqueda de un cuidado más inteligente en cualquier lugar, junto con las iniciativas actualizadas que van de la mano con la digitalización de la atención de la salud. Las herramientas ya existen. Es hora de considerarlas”, finalizó Ricardo Wolff.

 

[1] http://medicalfuturist.com/grand-challenges/digital-health-care/

[1] http://reports.weforum.org/digital-transformation/digital-trends-in-healthcare/


Vincent Quezada