Decálogo para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad visual

0 76

Los dispositivos tecnológicos contribuyen a alcanzar un alto grado de autonomía e independencia

Ciudad de México, 21 de mayo de 2021.- La discapacidad visual puede limitar a las personas en la realización de tareas cotidianas y afectar su calidad de vida, así como sus posibilidades de interacción con el mundo circundante. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 253 millones de personas, más del 3% de la población mundial, son ciegas o tienen problemas de la vista. Datos recientes del Censo de Población y Vivienda 2020, del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI), revelaron que en el país habitan 7 millones de personas con alguna discapacidad, de las cuales casi 4 millones tienen discapacidad visual; es decir, condición que impide que las personas perciban imágenes de manera parcial o total. La calidad de vida de estas personas es un asunto que ocupa cada vez más a quienes elaboran las políticas sociales y de salud.

Son muchas las cosas que las personas ciegas o con baja visión pueden hacer para mejorar su calidad de vida, y en eso, la sociedad en su conjunto también tiene mucho que aportar para avanzar en la integración, pero la llegada de nuevas tecnologías y dispositivos que incorporan la inteligencia artificial como sucede con OrCam MyEye suponen un gran salto cualitativo para la autonomía de este colectivo”, comenta Bari Hayoun, director regional de Orcam Technologies para Latinoamérica e Iberia.

La calidad de vida de este colectivo de la población puede mejorar si potenciamos las siguientes ideas y les ayudamos a llevarlas a cabo:

  • Actividad física: Fútbol, natación, tenis, atletismo o montañismo. Casi cualquier práctica deportiva puede adaptarse para que las personas con discapacidad visual disfruten de la unas actividades muy saludables y divertidas.
  • Socialización: Es importante que las personas ciegas se relacionen más allá de su círculo más cercano de familiares. Participar en actividades culturales, de ocio o apuntarse a cursos o talleres son oportunidades para conocer gente, así como acercarse a los compañeros de clase o de trabajo. Socializar es un paso necesario para la inclusión social.
  • Asociación: El colectivo de personas con discapacidad visual tiene unas necesidades específicas, y no hay mejor forma de cubrirlas que asociarse. En México hay una asociación muy potente, RENAC, que ofrece mucho apoyo, formación, ayuda, conocimientos y capacidad para presionar a los poderes públicos para mejorar las condiciones de accesibilidad.
  • Braille: Este alfabeto especial es una valiosa herramienta que permite a los no videntes comunicarse, leer y descubrir mucha información disponible en espacios públicos. Su aprendizaje y uso hace que los ciegos se sientan útiles, adquiriendo habilidades para valerse por sí mismos.

 

  • Tecnologías: Las nuevas tecnologías ofrecen una oportunidad única de avanzar hacia la autonomía con revolucionarios dispositivos y aplicaciones. Por ejemplo, OrCam MyEye, una pequeña cámara de visión artificial colocada en la montura de unas gafas, lee todo tipo de textos, reconoce caras, identifica productos y billetes y transmite la información por audio en tiempo real a sus usuario con discapacidad visual.
  • Lectura: La mayoría de personas ciegas aseguran que leer es muy importante en sus vidas. La posibilidad de leer, ya sea por estudios, ocio o trabajo, es uno de los aspectos que más valoran los ciegos en relación con su realización personal. El braille ayuda a acceder a mucha información, pero los nuevos dispositivos tecnológicos abren la puerta a poder leer todo tipo de textos impresos o en pantallas digitales.
  • Trabajo: El trabajo para la gran mayoría es una fuente fundamental de realización, y para las personas ciegas no es algo diferente. Es evidente que tienen grandes dificultades para acceder al mercado laboral, pero la ceguera no es un impedimento para el trabajo y ha dejado de ser un muro infranqueable, ya que la tecnología permite superar múltiples barreras.
  • Estudios: Las políticas educativas en México han avanzado para incorporar medidas que fomenten la accesibilidad y la integración de personas con discapacidad. Existen profesores de apoyo para los estudiantes ciegos, y las nuevas tecnologías facilitan la lectura de libros de texto.
  • Viajar: Tener una discapacidad visual, ya sea ceguera total o baja visión, no debe ser un impedimento para hacer viajes. Aeropuertos, puertos y estaciones de autobuses en México están cada vez más adaptados para recibir a viajeros ciegos. También proliferan los clubs y asociaciones que organizan excursiones al mar o montaña específicas para ciegos. En cualquier caso, viajar aporta numerosos beneficios personales.
  • Adaptación: Al margen de todas estas recomendaciones que están en la mano de las propias personas con ceguera o baja visión, hay un aspecto en el que tiene que comprometerse toda la sociedad, empezando por los responsables políticos, adaptando nuestras ciudades e infraestructuras para mejorar la inclusión de todos.
Comments
Loading...