Protegiendo los Hospitales: Estrategias contra los Ataques de Ransomware

136

Los hospitales y centros de atención médica son esenciales para nuestra sociedad.

Proporcionan atención médica vital y salvan vidas todos los días. Sin embargo, también son un blanco atractivo para los ciberdelincuentes, especialmente cuando se trata de ataques de ransomware. Estos ataques pueden paralizar las operaciones médicas, poner en peligro la vida de los pacientes y causar estragos en la infraestructura hospitalaria, sobre todo cuando no cuentan con un sistema de respaldo en la nube.

De acuerdo con CBS News, a principios de agosto de 2023 el hospital Prospect Medical Holdings de Los Ángeles, que tiene hospitales y clínicas en Connecticut, Pensilvania, Rhode Island y Texas, se vieron víctimas del ransomware. Los ciberdelincuentes atacaron los sistemas informáticos de un proveedor de atención médica con sede en California, lo que provocó el cierre de salas de emergencia en varios estados y la redirección de los servicios de ambulancia.

CBS News reporta que a nivel mundial, la industria de la salud sigue siendo el principal objetivo de los ciberataques en el año que finalizó en marzo, según el informe anual de IBM sobre violaciones de datos. Por decimotercer año consecutivo, ese sector reportó las infracciones más costosas de cualquier campo, con un promedio de 11 millones de dólares cada una. Eso es casi el doble del impacto promedio de una infracción en el segundo sector más grande, las finanzas, con 5,9 millones de dólares cada uno.

¿Qué medidas pueden tomar los hospitales para protegerse de ciberataques?

1. Concienciación y Entrenamiento del Personal

La primera línea de defensa contra los ataques de ransomware en hospitales es el personal. Los empleados deben ser conscientes de las amenazas cibernéticas y capacitados para identificar correos electrónicos de phishing, sitios web maliciosos y otros vectores de ataque comunes. La educación continua sobre las mejores prácticas de seguridad cibernética es esencial para mantener al personal alerta y preparado.

2. Mantener el Software Actualizado

Uno de los métodos más comunes utilizados por los atacantes de ransomware es aprovechar las vulnerabilidades en el software y el sistema operativo. Los hospitales deben mantener sus sistemas y aplicaciones protegidas con las últimas actualizaciones de seguridad. La automatización de este proceso puede ayudar a garantizar que no se pasen por alto actualizaciones críticas.

3. Implementar Firewalls y Soluciones de Seguridad

Los firewalls y las soluciones de seguridad de red pueden prevenir que los ataques de ransomware ingresen al sistema en primer lugar. Estas herramientas pueden detectar y bloquear actividades sospechosas, como tráfico malicioso o intentos de acceso no autorizado. Además, pueden filtrar sitios web peligrosos y correos electrónicos de phishing antes de que lleguen a los destinatarios.

4. Respaldos Regulares de Datos

Tener copias de seguridad en la nube y actualizadas de los datos es esencial para garantizar que un hospital pueda recuperarse de un ataque de ransomware sin pagar un rescate. Las copias de seguridad deben almacenarse de forma segura y fuera de línea para evitar que los atacantes las cifren junto con los datos originales. La restauración rápida de datos desde copias de seguridad puede minimizar el tiempo de inactividad y el impacto en la atención al paciente.

5. Segmentación de Redes

Dividir la red en segmentos o zonas con acceso restringido puede limitar la propagación de un ataque de ransomware. Si un segmento se ve comprometido, se reduce la capacidad del atacante para moverse lateralmente dentro de la red. Los sistemas críticos deben estar especialmente protegidos y aislados de manera efectiva del resto de la red.

6. Control de Acceso y Autenticación Fuerte

La implementación de políticas de control de acceso y autenticación sólidas puede evitar que los atacantes ingresen a sistemas críticos. Esto incluye la autenticación de dos factores (2FA) para acceder a sistemas sensibles y la revisión periódica de los permisos de usuario para asegurarse de que solo aquellos que lo necesiten tengan acceso.

7. Monitoreo y Detección de Amenazas

El monitoreo constante de la red y los sistemas en busca de actividad inusual o indicadores de compromiso es crucial. Las soluciones de detección de amenazas pueden alertar a los administradores sobre posibles ataques de ransomware en sus primeras etapas, permitiendo una respuesta rápida y efectiva.

8. Plan de Respuesta a Incidentes

Los hospitales deben desarrollar y practicar un plan de respuesta a incidentes que incluya pasos específicos para abordar un ataque de ransomware. Esto debe incluir la notificación a las autoridades pertinentes, la desconexión de sistemas afectados y la coordinación con expertos en ciberseguridad para mitigar el ataque y recuperar los datos de manera segura.

9. Evitar el Pago de Rescates

Aunque puede ser tentador pagar el rescate para recuperar los datos cifrados, no se recomienda. No hay garantía de que los atacantes cumplan con su promesa de desbloquear los datos y pagar solo fomenta futuros ataques. En su lugar, los hospitales deben confiar en sus copias de seguridad y en la ayuda de expertos en ciberseguridad para recuperarse.

10. Cooperación y Compartición de Información

Los hospitales pueden beneficiarse al colaborar con otras organizaciones de atención médica y compartir información sobre amenazas cibernéticas. Esto puede ayudar a todos los involucrados a estar mejor preparados para defenderse contra ataques de ransomware y otros riesgos cibernéticos.

Un ataque cibernético exitoso no solo puede tener consecuencias devastadoras para la atención al paciente, sino también para la reputación de la institución y la confianza del público. Con la concienciación adecuada, la preparación y la colaboración, los hospitales pueden fortalecer su capacidad para resistir los ataques de ransomware y proteger la seguridad de los pacientes y la integridad de los datos médicos.

Comments
Loading...